Índice

Discusión

 

Ramón Sampedro: icono de un tema tabú

 

            La vida de Ramón Sampedro fue muy corta – y muy larga.  Su vida como un hombre vibrante duró sólo menos de 26 años, hasta un accidente que lo dejó un tetrapléjico, incapaz de moverse ni sentir nada debajo de su cuello.  Su vida continuó en este estado hasta su muerte a los 55 años de edad – más de 29 años como un prisionero de su propio cuerpo inmóvil.  Cualquiera que se ha visto forzado a estar inmóvil aun brevemente sabe que el tiempo pasa espantosamente lentamente: esos 29 años deben haber sentido como una eternidad1.

 

            Su lucha para terminar esta situación, que él consideraba intolerable y sin propósito, tocaba a muchas personas a su alrededor, incluyendo a su familia, sus amigos, y los opositores de lo que quería: su muerte.  En el proceso, se convirtió en un icono del tema tabú de la muerte por la eutanasia y el auxilio del suicidio, y continúa afectando la discusión de estos temas de la muerte hoy en día.

 

            Las personas más afectadas, por supuesto, eran los miembros de su familia.  El contexto de su situación es un elemento clave de la historia.  Ramón y su familia eran residentes de Galicia, en la costa noroeste de España.  Él nació el 5 de enero de 1943, y el accidente de tirarse de cabeza al mar desde una roca ocurrió el 23 de agosto de 1968.  Éstos eran años durante la dictadura de Francisco Franco.  Los españoles se sometían a una represión extrema de este régimen y de la iglesia católica, que el régimen estableció como la iglesia del estado2.    Ramón tuvo que perdurar en su situación que él consideraba insoportable hasta el 12 de enero de 1998 – años después de la muerte de Franco en 1975 y la introducción gradual de una democracia laica en el país.

 

            Aunque no es claro en la película «Mar adentro», en realidad su madre lo cuidó la mayor parte de su vida, hasta que ella murió de cáncer.  Después, su cuñada Manuela Sanlés se hizo cargo de su cuidado cotidiano3.  Los requisitos de este tipo de atención son difíciles aun de imaginar.  Ramón no tenía ningún control ni uso de su cuerpo debajo de su cuello.  Todas sus funciones corporales – desde ingestión hasta eliminación – requerían la intervención de su madre o de Manuela.  La fortaleza y el cariño de estas dos mujeres deben haber sido inmensos – y la humillación y vergüenza de Ramón igualmente.  A pesar de esta situación que él consideraba intolerable, Ramón aparentemente esperó hasta la muerte de su madre antes de perseguir activamente su suicidio.  Eran los años 1990, después de la reintroducción de la democracia en el país, y por lo menos su lucha por asistencia de suicidarse tenía alguna posibilidad, lo que no era el caso bajo del régimen de Franco.

 

            Es difícil interpretar exactamente cuáles eran los sentimientos en este tiempo de Manuela y su marido José, el hermano de Ramón.   Sin embargo, desde su reacción después de la muerte de Ramón – más sobre esto más tarde – puede inferirse que ellos nunca realmente aprobaron ni aceptaron la idea del suicidio.  Las escenas de la película en las cuales José objeta fuertemente a la idea probablemente son precisas y reflejan los sentimientos genuinos del verdadero José.  Igualmente, las escenas de la pena de Joaquín por el tema probablemente muestran el dolor del verdadero padre de Ramón.  Tenemos que recordar que Manuela, José y Joaquín eran parte de la cultura de España con una gran influencia del dogma de la iglesia católica – y esto fue el caso por decreto del estado durante el régimen de Franco.  De acuerdo con este dogma, su vida no es suya – usted es sólo «administrador» de una vida concedida a usted por Dios, y usted no tiene ningún derecho terminarla – por ninguna razón4.  Aun si Manuela y José no podrían haber creído esto completamente (y sus creencias son desconocidas), ciertamente habría habido muchas personas en la comunidad para quienes este dogma era estrictamente el código moral.  Para la mayoría de las personas – y especialmente personas de comunidades pequeñas – la opinión de otros importa mucho, e influye mucho sus acciones.

 

            Posiblemente, Manuela y José trataban de complacer a ambos lados.  No es seguro, posiblemente, si eran aun honestos consigo mismos.  Parece que por un lado le daban apoyo a Ramón en su búsqueda de una muerte con tranquilidad y sin dolor, legalmente, usando un medicamento letal de un médico.  Sin embargo, tiene que preguntarse si ellos realmente llegaron a enfrentarse con la posibilidad de ¿qué pasa si Ramón consigue el permiso?  Es casi como si ellos estuvieran esperando que la ley nunca fuera a cambiarse (que todavía es de hecho el caso).  Entonces, nunca iban a tener que enfrentarse al suicidio – en realidad.  Podrían seguirle la corriente a Ramón y todavía mantener contentos a sus vecinos.

 

            Entra Ramona Maneiro (el personaje Rosa de la película).  Ramón había estado pidiéndole a cada persona que quería conocerlo (entre ellos muchas mujeres) para ayudarlo a suicidarse.  Con Ramona, finalmente tuvo éxito – aunque tardó un rato para obtener su acuerdo.  En 1996, aunque Ramón publicó su libro «Cartas desde el infierno» y persiguió su demanda en la corte de A Coruña, no tuvo éxito de cambiar la ley con respecto a la asistencia.  Aparentemente estaba claro para él que sería imposible obtener un cambio de la ley para permitir la asistencia legal con su suicidio.  En Ramona, él había encontrado a una persona que no sólo hablaba sobre sus convicciones, sino estaba dispuesta a actuar en cualquier manera que fuera necesaria para conseguirlas.  Entonces, con la ayuda de otros amigos, pero con la asistencia clave de Ramona, Ramón finalmente logró suicidarse el 12 de enero de 1998 en Boiro5.  Porque sólo podía usarse veneno común de cianuro de potasio, en lugar de medicamentos letales más efectivos, su muerte fue bastante difícil y larga – cerca de una media hora.

 

            Entonces, en lugar de continuar el juego de hablar sobre un cambio de la ley que permitiría una muerte con tranquilidad y dignidad, como querían Manuela y José, Ramón y sus amigos – y especialmente su amiga Ramona – había logrado el objetivo.  Sí, la manera no era fácil ni buena, pero era lo que ellos pudieron hacer en aquellas circunstancias.  Sin embargo, Manuela y José se negaron a aceptar este cambio de planes como legítimo, y condenaron a Ramona como una «asesina»6,7.  Esto, a pesar de que Manuela trató de continuar la demanda de Ramón ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, el que rechazó su demanda el 30 de marzo de 20048.  Tal vez, más que nada, las acciones de Manuela y José muestran lo difícil que es para seres humanos aceptar el tema tabú de la muerte9.

 


 

 

Ramon y Ramona

 

Manuela y Jose

Ramón Sampedro y Ramona Maneiro

José Sampedro y Manuela Sanlés

 

 

1Wikipedia.  «Ramón Sampedro».  El 28 de noviembre de 2012.  Consultado el 28 de noviembre de 2012 en http://es.wikipedia.org/wiki/Ram%C3%B3n_Sampedro o http://en.wikipedia.org/wiki/Ram%C3%B3n_Sampedro

 

2Wikipedia.  «Francisco Franco».  El 26 de noviembre de 2012.  Consultado el 28 de noviembre de 2012 en http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Franco o http://en.wikipedia.org/wiki/Francisco_Franco

 

3Iseri, Mercedes Lynn.  «Striking Similarities: A comparison of the Italian film “Il Postino (The Postman)” and the Spanish film “Mar adentro (The Sea Inside)”».  El 30 de noviembre de 2007.  Página 21.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://ir.library.oregonstate.edu/xmlui/bitstream/handle/1957/7304/Iseri.pdf?sequence=1

 

4United States Conference of Catholic Bishops.  «Statement on Euthanasia (1991)».  El 12 de septiembre de 1991.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://old.usccb.org/prolife/issues/euthanas/euthnccb.shtml

 


 

5Elmundo.es.  «Ramona Maneiro confiesa, tras prescribir el delito, que ella puso el cianuro a su amigo Ramón Sampedro».  El 11 de enero de 2005.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://www.elmundo.es/elmundo/2005/01/10/sociedad/1105374902.html

 

6Diario Córdoba.  «Los familiares de Sampedro llaman asesina a Maneiro tras su confesión».  El 1 de diciembre de 2005.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://www.diariocordoba.com/noticias/sociedad/los-familiares-de-sampedro-llaman-asesina-a-maneiro-tras-su-confesion_164066.html

 

7Noticias acerca de la eutanasia.  «“Defendía el ‘buen morir’ y no se marchó como él quería”. Habla el hermano de Ramón Sampedro».  El 13 de enero de 2008.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://muertedignaconstruccion.blogspot.com/2008/01/defenda-el-buen-morir-y-no-se-march.html

 

8Organización de las Naciones Unidas.  «Manuela Sanlés Sanlés v. España».  Comunicación No. 1024/2001, ONU Doc. CCPR/C/80/D/1024/2001 (2004)».  El 28 de abril de 2004.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://www.unhchr.ch/tbs/doc.nsf/(Symbol)/CCPR.C.80.D.1024.2001.Sp o http://www.unhchr.ch/tbs/doc.nsf/(Symbol)/CCPR.C.80.D.1024.2001.En

 

9Guerra, María José.  «Euthanasia in Spain: The Public Debate After Ramon Sampedro’s Case».  Bioethics, Vol. 13, Issue 5.  El 16 de diciembre de 2002.  Consultado el 29 de noviembre de 2012 en http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1467-8519.00170/pdf