Índice

 

Use libros digitales en las escuelas – ¡ahorita!

 

            Una carta abierta: dele a Joanne la escuela del futuro – ¡ahorita!

 

            En la primera clase de español 101 para novatos de la universidad, la profesora está explicando el horario del semestre.  «No habrá ningún libro impreso para la clase.  En su lugar, habrá un libro digital, con ejercicios que deberán completarse en línea.  También habrá un cuaderno y algunos videos en línea, con ejercicios adicionales – que también tendrán que completarse en línea.  De hecho, con la excepción de los ejercicios y las pruebas directamente en la clase, no habrá nada que requerirá el papel, un lápiz o un libro impreso.»

 

            Nuevo estudiante David tiene una gran sonrisa en la cara.  En su mochila es una computadora portátil del último modelo y poder.  Además, David conoce cada faceta de su operación, porque ha usado las computadoras desde su niñez, ambos en la casa y en su escuela privada.  David está pensando, «bueno, ¡esto es lo que me gusta!».

 

            Al lado de David está la nueva estudiante Joanne, pero ella no está sonriendo.  De hecho, parece muy preocupada.  En contraste a David, Joanne todavía no tiene una computadora propia.  Su familia es de inmigrantes recientes de México.  Aunque no era totalmente pobre, la familia no tenía dinero para «lujos» como las computadoras o Internet de banda ancha.  Joanne tampoco tiene experiencia con computadoras o la red desde sus escuelas secundarias o primarias, las que proveían sólo poco contacto entre los estudiantes y la tecnología digital.  Lo que Joanne oye sobre el plan para la clase es algo muy desconocido para ella, y ella no sabe aún cómo empezar con él.

 

            Como es fácil de ver, Joanne ya está en una gran desventaja en la clase en comparación a David -- ¡en el primer día de la clase!  Éste es un ejemplo de la «brecha digital» que separa a personas de distintas clases socioeconómicas en el país – y, más generalmente, en el mundo (Farrell, Among …”).  ¿Qué puede hacerse para ayudar a Joanne y a los futuros estudiantes en su situación?

 

            Primero, ¿qué hay en la universidad?  ¿Es razonable que los profesores, como en la clase de David y Joanne, simplemente anticipan que todos estudiantes tienen la alfabetización digital de David?  Estos profesores son propensos a pensar que los estudiantes entrando en la universidad deberían tener ciertos requisitos, y si no es el caso – pues, entonces es la responsabilidad del estudiante para arreglarlo.  Sin embargo, la realidad es que una «brecha digital» todavía existe, y no es razonable de esperar que todos novatos hayan tenido la experiencia anterior de David.  La universidad debería ofrecer dos tipos de ayuda para los estudiantes como Joanne.  Como un planteamiento, debería ofrecer algunos cursos introductorios en el uso de las computadoras, incluyendo cómo usar el Internet, los buscadores, los navegadores, un procesador de textos como Word, una  hoja de cálculo como Excel, un programa para presentaciones como PowerPoint, los libros de texto digital, las pruebas en línea, los diccionarios en línea, los materiales de referencia en línea, los videos en línea como YouTube, los mapas en línea como los mapas de Google, las vistas de satélite como la Tierra de Google, etcétera.  Las universidades siempre han tenido cursos fundamentos en sujetos como las matemáticas y el inglés, para los estudiantes que entren con menos preparación que algunos otros.  Un curso básico en la tecnología informática sería simplemente otro curso en el mismo contexto.

 

            Sin embargo, además de un curso especial, como otro planteamiento, en los cursos para los novatos en la universidad, los profesores deberían proveer ayuda directamente en las aplicaciones de la clase.  Normalmente, no se requiere mucho para conseguir que los alumnos empiecen con alguna aplicación particular.  Entonces, aprenderán rápidamente con el uso de ella.  De hecho, ésta es la mejor manera para aprender cosas en una computadora de todos modos – se llama «entrenamiento justo a tiempo».  La mayoría de personas aprender mejor cuando reciban información que puedan usar inmediatamente.

 

            Hoy en día, las universidades tienen Wi-Fi acceso de banda ancha a Internet en el campus entero para los estudiantes, que es muy buena.  Sin embargo, para aprovechar de esto, se necesita tener una computadora portátil.  Si fuera hace pocos años, el costo de tal computadora fuera bastante caro -- $1.000 y más.  Sin embargo, estos días, los costos son muy razonables y realmente comparables con otros costos de la universidad.  Un libro de texto promedio, por ejemplo, cuesta aproximadamente $102 dólares (Cha Cha, “How …”).  Además, la matriculación, la residencia estudiantil y la comida cuestan miles de dólares cada semestre.  Puede obtenerse una computadora portátil por un par de cientos de dólares.  Especialmente en «el viernes negro», las tiendas como Best Buy, Staples y Wal-Mart ofrecen algunas gangas en las que pueda obtenerse una computadora portátil por cerca de $200 (Tech World, “Laptops …”).  Tener una de ellas es realmente esencial para un estudiante universitario hoy en día.  Sin embargo, los estudiantes como Joanne no van a saber qué sería una computadora portátil aceptable.  Por lo tanto, la universidad debería proveer alguna ayuda en este sentido.  Podría ser en información impresa así como alguna asistencia directa de los profesores y los estudiantes experimentados.

 

            En el largo plazo, el sistema educativo debería conseguir que menos estudiantes lleguen a la universidad con la experiencia limitada en la tecnología informática como Joanne.  Por eso, las escuelas segundarias y primarias deberían empezar con la introducción de los estudiantes al mundo digital.  Las personas con la educación clásica podrían ver ésta como algo afuera del papel tradicional de las escuelas públicas, pero en realidad no es mucho diferente que anterior – es simplemente un cambio en las herramientas y no en el planteamiento básico.  Las escuelas públicas siempre han comprado los libros impresos para los alumnos.  Un estudiante toma prestado de sus libros de la escuela por el año escolar, y los devuelva en el fin del año, para uso por otro estudiante en el año próximo.  Como se señaló, estos días el costo de libros impresos es cerca del costo de una computadora portátil.  Por eso, hace sentido – incluso pensando sólo de los gastos y ni siquiera en los beneficios intelectuales – que las escuelas compren las computadoras portátiles para estudiantes en el mismo sentido como los libros impresos.  De hecho, si los estudiantes tuvieran las computadoras portátiles, ellos podrían prescindir de los libros impresos y simplemente usar los libros digitales accesibles desde sus computadoras portátiles.  Una sola computadora portátil serviría como muchos libros en muchos sujetos distintas y ahorraría el dinero que habría gastarse por ellos.  (Ciertamente, hay algunos gastos para los libros digitales, pero normalmente son considerablemente menos que por los libros impresos.)  Además, cuando una nueva edición aparece, podría cambiarse fácilmente sin el perdido de la inversión en la edición vieja del libro impreso.

 

            Por supuesto, las escuelas deberían tener Wi-Fi de banda ancha a Internet.  Sin embargo, aunque muchos estudiantes como David tendrán el acceso similar en su casa, otros estudiantes como Joanne podrían no tenerlo debido al costo.  Por eso, las escuelas públicas deberían asegurar que haya lugares suficientes con Wi-Fi gratuito de banda ancha en la ciudad para estos estudiantes.  Podrían estar en lugares como las bibliotecas, los centros comerciales, los centros estudiantiles y otros lugares donde los jóvenes pasen el tiempo.

 

            Por sólo unos pocos años han sido estas cosas posibles.  Sólo ahora son los costos de las computadoras portátiles suficiente razonables para considerarlas.  Sólo ahora son ellas suficiente poderosas para hacerlas una realidad en lugar de una fantasía del futuro.  Sólo ahora son las comunicaciones inalámbricas de banda ancha disponibles.  Ciertamente, ésta será la escuela del futuro, pero es de hecho algo que es posible hoy – si las universidades y las escuelas simplemente aseguran que todos estudiantes, y en particular los estudiantes como Joanne, se incluyan.

 

            Atentamente,

           

 

 

 

Cha Cha.  How much does an average college textbook cost?”  El 28 de agosto de 2011.  Consultado el 21 de noviembre de 2011 en http://www.chacha.com/question/how-much-does-an-average-college-text-book-cost

 

Farrell, Elizabeth H.  Among Freshman, a Growing Digital Divide”.  El 4 de febrero de 2005.  Consultado el 21 de noviembre de 2011 en http://chronicle.com/article/Among-Freshmen-a-Growing/4516

 

Tech World.  “Laptops to sell for under $200 on Black Friday.”  El 19 de noviembre de 2011.  Consultado el 21 de noviembre de 2011 en http://www.techworld.com.au/article/407929/

            laptops_sell_under_200_black_friday/