Índice

English

 

Una carta al señor Jim Gilchrist sobre la política migratoria

 

Estimado Señor Gilchrist:

 

Acabo de leer sus pensamientos sobre inmigración en su ensayo y entrevista con Global Politician en 2008. (The Minuteman Project, “An Essay…”; Global Politician, “Exclusive Interview…”; The Minuteman Project, Website).  En particular, comparto sus preocupaciones con respecto a

 

(1) la necesidad de proactivamente hacer cumplir las leyes de inmigración y la promulgación de algunas leyes nuevas,

 

(2) la práctica de empresas y empleadores de contratar con indocumentados como mano de obra barata, sin pensando de las consecuencias al país y

 

(3) la transformación de la lengua y los ideales de Estados Unidos en los de una extensión de Latinoamérica.

 

Con respecto al primer tema – la necesidad de proactivamente hacer cumplir las leyes de inmigración y la promulgación de leyes nuevas – el gobierno federal ha criado un monstruo del incumplimiento debido a su inacción desde 1986.  El punto de vista de la comunidad latina es que literalmente no es ningún crimen para ser indocumentado.  Es un asunto civil.  Entonces, si por alguna manera u otra, un inmigrante logra de evadir la patrulla fronteriza y llegar en el interior del país, el gobierno en efecto dice a él «Ud. no está haciendo nada malo».  No hay ninguna ley federal que lo hace un crimen, en el caso normal.  Por cierto, el hecho que las nuevas leyes estatales lo hacen un crimen es exactamente lo que a la comunidad latina no le gusta (Univisión, “Radiografía…”).  En otras palabras, la ley federal sí misma les dice a los inmigrantes que es aceptable violar la ley – con respecto de cruzar la frontera sin documentos apropiados – y que sólo es un problema si atrapan a Ud. «en el acto».  Esta situación de las leyes inmigrantes federales es totalmente contradictoria y es lo que los estados están tratando de arreglar con sus nuevas leyes.  Sin embargo, la comunidad latina cree lo que el gobierno federal le ha dicho – que es aceptable ser indocumentado.  Ahora, como consecuencia, los latinos piensen que es injusto considerar la deportación de indocumentados que no han cometido ningún crimen grave.  También con el mismo razonamiento, creen que indocumentados deben compartir todos los derechos de ciudadanos.  Este sentimiento es una respuesta perfectamente racional a lo que las leyes del gobierno les dicen.  Es una lección intolerable y peligrosa, la que dice a la gente del país que «en realidad, no hablamos seriamente sobre las leyes».  Si es aceptable ignorar las leyes de inmigración en la frontera, entonces – ¿no es aceptable ignorar las leyes sobre las drogas, los robos, el asesinato, etcétera, etcétera?  En ese caso, las leyes se convierten en cosas sin sentido.  No podemos permitirnos que esto pase en este país – como tal vez ya ha pasado en muchos países de Latinoamérica.

 

En cuanto al segundo tema – la práctica de empresas y empleadores de contratar con indocumentados como mano de obra barata – ésta es lo que hace el problema de indocumentados posible.  Si no hubiera los empleadores, no sería los indocumentados que están buscando trabajos.  Como dijo Jorge Ramos en su libro «La otra cara de América», «… para muchas empresas vale más la pena contratar a trabajadores indocumentados que pagar los altos salarios de los empleados americanos o extranjeros con documentos de residencia.    Somos cómplices de los inmigrantes indocumentados cuando cuidan a nuestros hijos, cuando nos limpian la casa, …» (Ramos, “La otra…”).  En discusiones de las leyes de inmigración, hay «compañeros de cama extraños» de los empresarios ricos de la agricultura y otros sectores, al lado de los inmigrantes pobres.  Los dos quieren ver leyes migratorias tan tolerantes como posibles.  Los dos quieren ignorar los costos de sus acciones al país – y por supuesto recibir tanto como posible en apoyo del país para el negocio y para subsistencia de trabajadores.  No será posible parar el flujo de indocumentados a menos que podamos convencer los negocios y empleadores individuos del país (como amas de casa, por ejemplo) contratar sólo a documentados.  Las nuevas leyes de los estados se dirigen al esto asunto por dos maneras: (1) empleadores tienen que usar E-Verify para asegurar que trabajadores tienen la documentación apropiada; (2) empleadores que contraten intencionalmente a indocumentados se someten a multas y perdido de licencias de negocio (UPI, “Firms Hiring …”).  Si somos serios sobre la eliminación del fenómeno de los indocumentados, algo parecido a estas medidas sería necesario en el nivel federal.

 

Considerando el tercer tema – la transformación de la lengua y los ideales de Estados Unidos en los de una extensión de Latinoamérica – a mí me preocupa el ritmo de la inmigración, como a Ud.  Es una cosa para experimentar inmigración legal a un ritmo razonable teniendo en cuenta el crecimiento de la población en general.  Sin embargo, es otra cosa si la inmigración indocumentada es tan rápido que los inmigrantes no puedan integrarse suficientemente en la sociedad antes de lleguen otros latinos como vecinos para formar barrios grandes aislados de nuevos inmigrantes.  La población de hispanos en los Estados Unidos aumentó 43 por ciento en la década de 2000-2010 y representó el 56 por ciento del aumento de la población del país – más de la mitad (Pew,Hispanics…”).  En California, más de la mitad de los niños son hispanos (BBC, “US Census…”).  Si este ritmo continua, habrá cuestiones inevitables por inmigrantes recientes sobre la sustitución de ideales y lengua conocidos de Latinoamérica en lugar de los de su nuevo país.  De hecho, ya está ocurriendo.  Por ejemplo, el domingo, el 10 de julio de 2011 en el programa El Punto en Univisión, Jorge Ramos preguntó a su invitado, Andrew Breitbart, el líder del Partido Té, «¿Es Ud. un gran proponente de “inglés solamente” en este país?     ¿Hay una necesidad para hacer que inglés sea el idioma oficial?    ¿Qué hay de malo en ser bilingüe?».  Ramos también le pregunto sobre indocumentados: «Pero, ¿no cree Ud. que parte de la razón que muchos latinos no votan o para el Partido Republicano o el Partido Té es porque ellos no apoyan la reforma migratoria?  ¿Qué haría Ud., por ejemplo, con 12 millones de inmigrantes indocumentados en este país? ¿Cuál es su plan?»  (Para Jorge Ramos, «reforma migratoria» es equivalente a «amnistía» para todos 12 millones de indocumentados.)  (Univisión, “Exclusiva…”; 24ahead.com, “Andrew Breitbart…”). Como es fácil a ver, la presión para una cambia de lengua e ideales ya es evidente.

 

            Podríamos esperar que las iniciativas de los estados para una clarificación de leyes inmigrantes vayan a provocar el gobierno federal hacer el mismo.  Por cierto, la responsabilidad es correctamente al nivel federal.

 

            Atentamente,

           

 

 

 

 

24ahead.com. “Andrew Breitbart mostly caves to foreign citizen Jorge Ramos”.  Sunday, July 10, 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://24ahead.com/andrew-breitbart-mostly-caves-foreign-citizen-jorge-ramos-su

 

BBC. “US Census: Hispanic children now majority in California”.  March 9, 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://www.bbc.co.uk/news/world-us-canada-12685408

 

Global Politician. “Exclusive Interview: Jim Gilchrist of Minuteman Project on Immigration, Terror, Electionswith interviewer David Storobin.  May 30, 2007.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://www.globalpolitician.com/22904-immigration.  Sin embargo, Storobin ya ha removido este artículo, pero todavía se puede verlo en http://www.freerepublic.com/focus/f-news/1842413/posts

 

Ramos, Jorge.  “La otra cara de América”.  Editorial Grijalbo S.A., Miguel Hidalgo, México, D.F.  2001.  Para una crítica del libro (consultado el 10 de julio de 2011) véase http://www.fogg.cc/reviews/books/breview070.htm

 

Pew.Hispanics Account for More Than Half of Nation's Growth in Past Decade”.  March 25, 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://pewresearch.org/pubs/1940/hispanic-united-states-population-growth-2010-census

 

The Minuteman Project. “An Essay by Jim Gilchrist”.  Thursday, September 18, 2008, Georgetown School of Law.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://minutemanproject.com/jim-gilchrists-essay-on-immigration

 

The Minuteman Project.  Website Home Page.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://www.minutemanproject.com/

 

UPI. “Firms hiring illegals face hard sanction”.  May 26, 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://www.upi.com/Top_News/US/2011/05/26/Firms-hiring-illegals-face-hard-sanction/UPI-42361306423076/

 

Univisión.  “Exclusiva con el líder del ‘Tea Party”.  Al Punto, el 10 de julio de 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://noticias.univision.com/al-punto/videos/video/2011-07-10/exclusiva-con-el-lider-del

 

Univisión.  “Radiografía de estados con leyes similares a la SB1070 de Arizona”.  Noticias de Inmigración, el 8 de julio de 2011.  Consultado el 10 de julio de 2011 en http://noticias.univision.com/inmigracion/noticias/article/2011-06-30/radiografia-estados-como-arizona?ftloc=channel100:cmsStage&ftpos=channel100:cmsStage:1