Índice

English

 

Un centro de tecnología para Missoula

 

Los antecedentes del proyecto:  La ciudad de Missoula ha conseguido fondos de HUD (Department of Housing and Urban Development o el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano) para desarrollar la tecnología dentro de los vecindarios de la ciudad.  HUD apoya tales esfuerzos como parte de su programa de «los redes vecinales»1. La ciudad va a distribuir diez subsidios de $50,000.  La Universidad de Montana quiere conseguir uno de estos subsidios para dirigir un proyecto para un vecindario local necesitado – un proyecto que se puede implementar dentro de un año.  A continuación es una propuesta para este proyecto.

 

            En Missoula hay algunos lugareños que por una razón u otra no tienen acceso suficiente a la tecnología digital.  Estas razones caen básicamente en dos categorías: el costo y el conocimiento.

 

Así, por ejemplo, algunos estudiantes en las escuelas primarias y secundarias de la ciudad vienen de familias con recursos limitados, las que no pueden permitirse el costo de una computadora portátil ni el costo mensual de una conexión a Internet.  Estas familias viven por todo la ciudad y no están localizadas en un vecindario restringido ni en un gran complejo de vivienda, como ocurre en las ciudades más grandes.  De hecho, la población de Missoula es sólo 67.000, que es cerca de la población de un solo vecindario en ciudades grandes como San Francisco.  (Por ejemplo, la población del Distrito de la Misión, un vecindario de San Francisco cerca del centro de la ciudad, es 47.000.)

 

            También hay adultos en sus años de trabajo a quienes también les falta el acceso a Internet y las computadoras.  Puede ser que por una razón u otra el costo de este acceso es demasiado alto para ellos.  Pueden estar desempleados o trabajando pero viviendo en presupuestos modestos que no permiten tales «lujos».  Puede también ser que jamás han tenido la oportunidad de aprender las cosas básicas sobre el uso de esta tecnología.  Estas personas también viven y trabajan por todo la ciudad.

 

            En adición, algunas personas de la tercera edad también podrían tener recursos limitados y además posiblemente nunca han tenido el contacto con esta tecnología.  Como es el caso con los dos grupos anteriores, estas personas también viven por todo la ciudad.

 

            Estos tres grupos de personas necesitan las mismas cosas para ganar acceso a la tecnología digital: una computadora, el acceso a Internet de banda ancha, la ayuda con el uso de ambos y un lugar para hacerlo.  Debido a su distribución por todo la ciudad (la que, recuerde, es sólo el tamaño de un solo vecindario de ciudades grandes), es esencial que el lugar esté localizado en un edificio accesible fácilmente por el público.  Tal un edificio ya existe: la Biblioteca Mansfield de la Universidad de Montana2, 3, 4.  La biblioteca es accesible a pie, por autobús así como por automóvil.  Tiene largas horas de operación: del lunes al viernes desde las 7 en la mañana hasta la 1 en la mañana, el sábado desde las 9 en la mañana hasta las 7 en la tarde, y el domingo desde las 9 en la mañana hasta la 1 en la mañana.  La biblioteca tiene 85 computadoras de mesa y 15 computadoras portátiles.  Las computadoras de mesa son conectadas por alambre a Internet y las computadoras portátiles usan la conexión inalámbrica de la universidad.  Ambos tipos de conexión son de banda ancha.

 

            En tiempos en el pasado, el uso de las computadoras de mesa era disponible a todo el público – estudiantes universitarios y no estudiantes por igual.  En esos tiempos, era común ver a las personas de todas edades usando las computadoras y el Internet.  Por supuesto, había los estudiantes de la universidad, haciendo sus tareas para sus clases universitarias.  Sin embargo, siempre había entre ellos unos pocos usuarios de la comunidad.  Algunos estudiantes de las escuelas primarias y secundarias, muchas veces con un padre, usaban las computadoras y el acceso a Internet para completar sus propias tareas.  También, algunos adultos de todas edades trabajaban en sus proyectos para investigar algo usando el acceso a Internet, o escribir algo usando Microsoft Word, o comunicar con alguien usando el correo electrónico o computar algo usando Microsoft Excel u otros paquetes.  Era un sabor de la biblioteca del futuro, en la que los recursos digitales sustituirán los recursos impresos de los libros y las revistas.  El uso de las computadoras era ilimitado para cualquier usuario, con excepto de que los usuarios de la comunidad eran pedidos por el personal de la biblioteca de ceder una computadora después de un tiempo razonable en los tiempos de la demanda alta.  Además, ninguna contraseña se requería para usar las computadoras.  Sin embargo, las computadoras portátiles eran sólo disponibles para sacar por los estudiantes universitarios.

 

            Todo esto cambió en el verano de 2009.  La administración de la biblioteca y la universidad decidieron restringir el uso de la mayoría de las computadoras a los estudiantes universitarios.  Ahora, una contraseña disponible sólo a los estudiantes universitarios se requiere para iniciar una sesión en esas computadoras.  La biblioteca dejó a un lado sólo 7 computadoras en una sección aparte del resto para el uso por los usuarios comunitarios.  En esos 7, un usuario obtiene acceso a una sesión de sólo una hora.

 

            La razón dada por la universidad para el cambio era algunos «conflictos» entre los estudiantes y los usuarios comunitarios sobre el uso de las computadoras.  Es probable, sin embargo, que ambos grupos simplemente estuvieran reaccionando al número limitado de las computadoras.  Además, entre los usuarios comunitarios parecía haber tres individuos problemáticos, quienes causaban 80 por ciento de los conflictos, los que parecía relacionar más entre ellos y el personal de la biblioteca que con los estudiantes.  Uno de los individuos es probablemente un esquizofrénico, y los otros dos parecen tener trastornos graves de personalidad.  De hecho, la nueva disposición no arregló los problemas con estos tres: el esquizofrénico y uno de los otros dos finalmente fueron prohibido de la universidad entera, mientras el tercero había salido poco después del cambio por su cuenta.  En contraste, parece que la gran mayoría de los usuarios, ambos universitarios y comunitarios, no presentan estos tipos de problemas y pueden fácilmente trabajar el lado al lado – como había existido antes del cambio en la política.

 

            El efecto de este cambio en política ha sido bien dramático y en muchos respectos esencialmente ha bloqueado a los usuarios comunitarios de la «biblioteca digital».  Los usuarios anteriores de los estudiantes jóvenes de las escuelas primarias y secundarias están casi totalmente ausentes ahora.  Aún entre los adultos, no parece que ahora haya la misma diversidad de los usuarios como antes.  El uso es tan restrictivo que parece que muchos usuarios comunitarios simplemente no pueden hacer sus investigaciones y trabajo, o lo encuentran demasiado incómodo para ser factible en la nueva disposición.  Se obtiene la impresión que ahora sólo hay unos pocos usuarios acérrimos que rechazan dejar.  Un administrador de sistemas de computadora caracterizó a los usuarios comunitarios como «12».

 

            También, la universidad restringe el uso de su conexión inalámbrica de banda ancha a Internet solamente a los estudiantes universitarios.  Así, aun si un visitante tiene su propia computadora portátil, no puede usarla porque no puede conectarla a Internet.  La universidad ya tiene la capacidad de proveer un sistema de conexión inalámbrica para los visitantes.  El sistema ya está en lugar para hacerlo, y a veces la universidad de hecho lo hace – como durante las orientaciones para los estudiantes nuevos.  En efecto, sólo es necesario accionar un interruptor.  No obstante, la política es de negar el acceso en esta manera, en general.  La universidad cita varias razones para esta situación, como algunas políticas del sistema universitario de Montana, o algunos requisitos del Departamento de Seguridad Nacional o la «competición» con el sector privado.  Sin embargo, el hecho es que su universidad de hermana, la Universidad Estatal de Montana en Bozeman, sí tiene acceso inalámbrico para los visitantes.  Si esa universidad puede hacerlo, el mismo es el caso para esta universidad.  Otras universidades a lo largo de Estados Unidos también tienen este acceso – como, por ejemplo, la Universidad de Arizona en Tucson, la Universidad de Nuevo México en Albuquerque y la Universidad de Washington en Seattle.  Además, esta propia universidad enciende la conexión inalámbrica para visitantes cuando le gusta.  En otras palabras, sí, es posible tener un sistema para los visitantes, y muchas universidades lo hacen – incluso de ésta a veces.

 

            Como una universidad estatal, la universidad obtiene muchos fondos de los  gobiernos federal y estatal.  Por eso, tiene una obligación de hacer sus facilidades accesibles al público.  Entre el personal de la biblioteca de la Universidad Estatal en Bozeman, hay un reconocimiento fuerte de esta obligación.  De hecho, con excepción de los deportes como el futbol americano, probablemente no hay ninguna manera mejor para exhibir la universidad al público que con una biblioteca equipada con la tecnología digital moderna accesible por los usuarios comunitarios.

 

            Con estas cosas e historia en la menta, se propone que el mejor uso de un subsidio de $50.000 para un proyecto para desarrollar la tecnología dentro de los vecindarios de nuestra ciudad, el que será dirigido por la universidad, sea la siguiente.  Se propone que la universidad use el subsidio entero para comprar y equipar algunas computadoras portátiles para uso en la biblioteca Mansfield por los usuarios comunitarios.  Para esta cifra, será posible comprar y equipar cerca de 50 computadoras portátiles o tal vez aún un poco más.  Las computadoras deberían tener estas características:

 

• una pantalla de alta densidad con «ratio de aspecto» de 16:9, el que es el tamaño de televisión moderna en HD (alta densidad),

• un procesador «multinúcleo (con núcleos múltiples)» de alta velocidad,

• el sistema operativo de Windows 7, edición «profesional de casa»,

• la edición profesional de Office de 2010 de Microsoft,

• la habilidad de conectarse con un sistema de conexión inalámbrica,

• una cámara integral para las conversaciones con video en Skype,

• la protección antivirus «seguridad de Internet» por Norton, y

• la protección antirrobo Pro Premium de Computrace y LoJack.

 

            Algunas personas podrían sugerir el uso de la biblioteca pública en vez de Mansfield, pero para varias razones éste no es el mejor plan.  Este proyecto es ser dirigido por la universidad.  La universidad tiene el control sobre su propio dominio, pero eso no es el caso con la biblioteca pública.  La universidad no tendría la seguridad de que su intención vaya a realizarse en el otro ambiente.  El personal de la biblioteca pública, como es probablemente el caso en muchas bibliotecas, parecen estar luchando de entender en qué manera la tecnología digital va a cambiar la función de una biblioteca en el futuro.  Su punta de vista todavía podría ser más «la biblioteca vieja» que «la biblioteca nueva».  Por ejemplo, de hecho justo ha recibido un subsidio bastante grande.  ¿Qué compró?  Gastó $250.000 para un camión para una «biblioteca ambulante» -- en vez de usar esos fondos para la inversión en la tecnología digital.  En la biblioteca Mansfield de la universidad, se asegurará que el proyecto va a ir como diseñado.

 

            Para conseguir estos fondos, se propone que sea un requisito que la universidad tenga que «accionar el interruptor» y encender la conexión inalámbrica existente para los visitantes, y continuar de proveer este servicio para estas 50 computadoras portátiles, así como para cualquier otro visitante con su propia computadora portátil.

 

El acceso a Internet es un tema clave en cualquier discusión sobre la «brecha digital».  Algunas personas (notablemente, los vendedores del servicio celular) dicen que la solución es una suscripción al servicio de banda ancha con una compañía telefónica inalámbrica, como Verizon o AT&T.  Sin embargo, este servicio todavía es muy caro y muy limitado en la cantidad de los datos que pueden transferirse.  Ciertamente no sería posible para alguien de recursos limitados de aún considerarlo.  Además, aun si alguien puede permitirse uno, el límite de transferencia excluye el trabajo serio.  En realidad, se necesita un sistema como él de la universidad, con muchos usuarios, para que estadísticamente el uso promedio sea razonable.  Mientras una persona está trabajando localmente en su computadora, otra persona puede estar descargando de Internet.

 

            Si esto es aceptable a la universidad, el próximo paso será comprar las 50 computadoras portátiles.  El método será contactar a varios vendedores de las computadoras portátiles, como Hewlett-Packard, Dell, Sony y Toshiba, con las características deseadas enumeradas arriba.  La meta será conseguir el mejor performance con el menos costo.  Debido al hecho que la universidad cualifica para las rebajas como una institución de educación, así como a las rebajas para las unidades múltiples, será sin duda posible comprar por lo menos 50 computadoras portátiles de alta calidad y funcionalidad.

 

            Entonces, las 50 nuevas computadoras portátiles deberían ser disponibles de sacar por los usuarios comunitarios.  Este uso del subsidio maximizará el beneficio para la gente del vecindario de Missoula.  También, toma en cuenta de los recursos existente, como el edificio de la biblioteca con sus largas horas de operación, así como el personal entendido allí.

 

            Un usuario debería poder de sacar una de estas computadoras para el «uso del día» en la biblioteca.  Es decir, no debería ser los límites de tiempo como una o dos horas, como es común, sino sólo debería ser necesario devolver la computadora antes de salir de la biblioteca ese día.  Como una medida de seguridad, las computadoras deberían equiparse con las etiquetas electrónicas que suenan una alarma si cualquiera trata de remover una de la biblioteca.

 

            Hay personal de la biblioteca que puede proveer asistencia en el uso de las computadoras.  Siempre hay un técnico de computadoras de turno, quien es experto en su operación.  De hecho, la mejor manera para aprender cualquier cosa en el mundo computacional es por medio de «entrenamiento justo en tiempo».  Por eso se significa que una persona pregunta un par de cuestiones sobre cómo hacer algo e inmediatamente trata de hacerlo en la computadora.  Entonces, cuando su conocimiento de la computadora y sus sistemas son mejores, pregunte un par de cuestiones más, etcétera.  Si no se opera en esta manera, es muy fácil que una persona se pierda en la complexidad del mundo de las computadoras y el Internet.  Sólo es fácil si se toma en pasos pequeños, un paso a la vez.

 

            Es posible – aunque no absolutamente necesario – que podría haber algunas personas en la comunidad y la universidad que querrían ofrecer clases en algunos aspectos de las computadoras y el uso de Internet.  Ciertamente, esto debería ser alentado.  Los cursos podrían se tratan de los temas como el correo electrónico, los navegadores, los buscadores, Word de Microsoft y Excel de Microsoft.  En general, es importante que los usuarios entiendan cómo encontrar la información que necesitan, y cómo usar esta información en cosas como las cartas o los informes de Word.

 

            En esta manera, la biblioteca se convertirá una vez más en un recurso para el vecindario que incluye ambas la universidad y Missoula.  Las personas de todas edades beneficiarán.  Los niños de las escuelas primarias y secundarias podrán completar sus tareas con sus padres y con la asistencia del mundo de información en la web.  Las personas de edad de trabajar podrán encontrar la información que necesitan para mejorar sus vidas, buscar un trabajo, escribir un resumen para un trabajo, comprar algo en el mejor precio, contactar alguien usando el correo electrónico o Skype, y mucho más.  Las personas de la tercera edad podrán hacer muchas de las mismas cosas, y tal vez en algunos casos podrán entrar en un mundo que no han tenido la oportunidad de explorar antes.

 

            Hoy en día, el acceso y el conocimiento de la tecnología digital son esenciales para cualquier esfuerzo.  El mundo de información ya no está en libros, sino ahora está en la red.  Sin acceso a las computadoras con conexiones a Internet, este mundo entero se niega a una persona.  Por lo tanto, es importante que las bibliotecas como Mansfield hagan este mundo tan accesible como posible, a tantas personas como posible.  El programa que ha presentarse por arriba hará exactamente eso y pondrá en lugar un recurso de valor inmensurable, para años, para el vecindario de Missoula.

 

 

 

 

 

 

1 HUD (Department of Housing and Urban Development o el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano).  Neighborhood Networks (Los redes vecinales)”.  El 29 de diciembre de 2011.  En particular, haga clic en «About Neighborhood Networks» bajo del icono y «Neighborhood Networks Work Portal» en el centro a la derecha.  Consultado el 29 de diciembre de 2011 en http://portal.hud.gov/hudportal/HUD?src=/program_offices/housing/mfh/nnw

 

2 La Universidad de Montana.  La Biblioteca de Mansfield.  Consultado el 25 de diciembre de 2011 en http://www.lib.umt.edu/

 

3 La Tierra de Google.  Missoula, Montana, la Universidad de Montana y la Biblioteca de Mansfield.  Recorrido de la ciudad por vista de satélite.  Consultado el 26 de diciembre de 2011 en el siguiente, en el que Ud. puede también ver alrededor por sí mismo usando los mandos arriba a la derecha o simplemente empujando la imagen con el ratón, si quiere: http://www.creativemethods.com/espanol/temas/MissoulaTour.htm [Este enlace ya no funciona.]

 

4 Los mapas de Google.  Missoula, Montana, la Universidad de Montana y la Biblioteca de Mansfield.  Vista de satélite.  Consultado el 26 de diciembre de 2011 en http://maps.google.com/maps

?q=Mansfield+Library,+Missoula,+Mt&hl=en

&ll=46.858782,-114.021435&spn=0.034862,0.098791

&sll=46.872146,-113.993998&sspn=0.139415,0.395164&vpsrc=6

&hnear=Mansfield+Library,+Missoula,+Montana+59812&t=h&z=14