Índice

 

La culpa de la diabetes es suya

 

La tercera parte de los niños que nacieron en Estados Unidos en 2000 van a contraer la diabetes tipo 2.  Para los latinos, la cifra es aún peor: la mitad de ellos (Los Angeles Times, “1…”).

 

            Estas cifras son alarmantes.  La diabetes conduce a muchas condiciones malas de salud, incluyendo las siguientes (Mayo Clinic, “Diabetes…”):

 

• enfermedades de las arterias y el corazón, hasta un infarto;

• daño a los nervios causando dolor, entumecimiento y la pérdida de función;

• daño a los riñones hasta el fallo renal;

• daño a los ojos hasta la ceguera;

• daño a los pies debido a flujo de sangre inadecuado o daño a los nervios, hasta la amputación;

• condiciones de la piel y la boca, incluyendo infecciones bacterianas y fúngicas, e infecciones de las encías;

complicaciones para los bebés de madres con diabetes.

 

No hay ninguna duda que la causa de la epidemia de diabetes tipo 2 es debido a otra epidemia del país: el sobrepeso y la obesidad (WebMD, “Diabetes…”).  68% de los adultos del país tienen sobrepeso y la mitad de ellos – 34% – son obesos (NIH, “Overweight…”).  La proporción de la población obesa ha aumentado desde 13% en los años 60 hasta el 34% hoy.  Entre las mujeres latinas la situación es aún peor: hoy 43% de las mujeres hispanas son obesas, versus 33% de las mujeres blancas no hispanas.

 

Entonces, ciertamente hay un problema del sobrepeso y de la obesidad en el país – un problema tan grave que la situación comúnmente se refiere como una epidemia.  Hay acuerdo común que existe y que es la causa principal de la diabetes tipo 2.  Las polémicas se surgen sobre la cuestión «y qué» y se traten de dos temas: (1) ¿Cómo llegamos en esta situación?  ¿Quiénes tienen la culpa?, y (2) ¿Qué debemos hacer para mejorar la situación?  Aunque a la industria de alimentación siempre le gusta decir que sus productos no causan el sobrepeso, y otras personas echan la culpa entera en una falta de ejercicio, el hecho queda: la única manera de ganar peso exceso es por comer más calorías que quema su cuerpo.

 

Con respecto a quiénes tienen la culpa, los dedos suelen apuntar a la industria de alimentación y el énfasis en las comidas con cantidades altas de azúcar y grasa, y en porciones enormes.  Las compañías incluyen cadenas de la comida rápida como McDonalds, Burger King, Wendy’s, Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken y Taco Bell, así como los gigantes de la producción de comidas como Nabisco y General Mills, hasta los productores de refrescos como Coca-Cola y Pepsicola.  La industria de alimentación en Estados Unidos es muy poderosa y tiene mucha influencia entre los legisladores en los niveles ambos federales y estatales.  Ciertamente, no le gusta a esta industria hacerse responsable para la epidemia entera de obesidad.  En respuesta de estas cargas, la industria y sus partidarios en el congreso lucharon de vuelta.  En 2005, por ejemplo, el senador Zell Miller de Georgia (llamado como «el senador de Coca-Cola» debido al hecho que esta compañía tiene su sede en Atlanta) afirmó que los niños son «obesos no por lo que comen en los comedores de las escuelas, sino porque, francamente, se sientan alrededor de la casa en sus traseros viendo Eminem en MTV y jugando los videojuegos» (The Nation, “Junk…”).  En otras palabras, la industria de comida querría decir que el problema entero es debido a la falta de ejercicio y no tiene nada que ver con comer demasiado.  ¡Seguramente, su comida no podría ser el culpable!  Otro ejemplo apareció el 12 de noviembre de 2002 en un comunicado de la prensa de la Asociación de Fabricantes de Tiendas de Alimentación (GMA, por sus siglas en inglés).  En este comunicado, Tommy Thompson, el ex secretario de Salud y Servicios Humanos, aún les dijo a los miembros de la GMA que deberían «vayan a la ofensiva contra los críticos que culpan a la industria de alimentos para la obesidad».  En ese momento Thompson era la oficial principal de la salud pública de nuestra nación.

 

Por cierto, la culpa es algo que los consumidores comparten.  Explicó Patti Williams, profesora del marketing en Wharton (una escuela de negocio de la Universidad de Pennsylvania), «Éste es un tema muy difícil.  De alguna manera, las empresas están entre la espada y la pared.  Los consumidores dicen que quieren alimentos más saludables, pero si fijamos en el comportamiento del consumidor, muchas personas optan por los alimentos poco saludables en lugar de los sanos» (Wharton, Food…”).  La industria de alimentación es, primero, un negocio.  No existe para causas altruistas, sino para dar a sus consumidores lo que quieren y por eso obtener un beneficio.  Si los consumidores compran comidas rápidas con altas cantidades de azúcar, grasa y sal – entonces la industria hará el favor y las proveerá.  Simplemente no funciona tratar de proveer algo «sano» que no les gusta a los consumidores.  Por ejemplo, hace una década McDonald’s ofrecía una hamburguesa «McLean», o sea res magro, pero tuvo que retirarla del menú porque sus clientes no la compraban.  La iniciativa tiene que salir de los consumidores.  Es nuestra responsabilidad.

 

Sin embargo, la defensa de la industria de alimentación que la culpa es debido a la falta de ejercicio hoy en comparación de años pasados no es cierta.  Sí, puede ser que hay menos ejercicio hoy, pero casi todo de la razón para el incremento en peso es debido al consumo de más calorías.  De 1970 a 2003, las calorías disponible para cada persona por día aumentaron 523 calorías o 16%, de 2.234 a 2.757 calorías (USDA, “U.S. Food…”).  La mayoría del incremento en calorías era en tres tipos de alimentos: las grasas y los aceites: 41%; los granos: 36%; y el azúcar y los edulcorantes: 15%.  Por supuesto, estos son los ingredientes comunes de la comida rápida.  ¿Qué significa un exceso de 523 calorías por día?  Si su cuerpo no necesita estas calorías para la energía o para mantenerse, se convierten en grasa corporal.  La ecuación es que cada libra de grasa es el equivalente de 3.500 calorías.  Por lo tanto, un exceso de 523 calorías por día es equivalente a un exceso de 7 x 523 = 3.661 calorías por semana – ¡aproximadamente 1 libra por semana!

 

Por medio de uso de estas cifras del Departamento de Agrícola de Estados Unidos, investigadores del Consorcio de Obesidad de Victoria en Australia han determinado que todo el aumento de peso en Estados Unidos desde los años 70 hasta los años 2000 se debe a aumentos en el consumo de comidas (Swinburn…, Increased…”; Victorian Obesity Consortium, Boyd…”).  Los investigadores determinaron que para niños el consumo de comidas aumentó desde 1.690 calorías por día en los años 70 hasta 2.043 calorías por día en los años 2000, para un aumento de 353 calorías por día.  Para adultos, el consumo en los años 70 era 2.398 calorías por día y en los años 2000 alcanzó 2.895 calorías por día, para un aumento de 497 calorías por día.

 

¿Cómo relatan estas cifras del consumo con el peso del cuerpo?  En general, hay un punto de equilibrio entre el consumo y el peso.  Pocas calorías sustentan los cuerpos más ligeros, mientras  los cuerpos más grandes queman más calorías.  (¡Su cuerpo tiene que trabajar más fuerte simplemente para sustentar toda esa grasa!)  Por ejemplo 2.000 calorías por día son en equilibrio con un peso de aproximadamente 136 libras, mientras 2.500 calorías por día corresponden al peso de aproximadamente 157 libras (Figura 1 de Swinburn…, Increased…”):

 

Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: Description: C:\Users\Bill\Documents\espanol 3 auxiliar\Peso versus calorias_files\image002.jpg

 

En esta figura, el peso se relaciona a las calorías consumidas – en la promedia dada por la línea recta – aproximadamente por la ecuación

 

peso en libras = 1,111 * calorías ^ 0,6326

 

(Aquí el símbolo «*» significa multiplicación y el símbolo «^» significa la exponenciación.)  En forma de una tabla, tenemos ésta:

 

Calorías

1.500

2.000

2.500

3.000

3.500

Peso

113

136

157

176

194

Calorías

4.000

4.500

5.000

5.500

6.000

Peso

211

227

243

258

273

 

(Esta figura es para los adultos; la figura para los niños tiene el mismo carácter, pero la relación es un poco diferente.)

 

            En la figura, la flecha en blanca representa la predicción del cambio en peso asociado con el aumento de 497 calorías desde los años 70 hasta los años 2000.  Según los autores del estudio, el aumento predicho en peso entre las líneas discontinuas es 23,8 libras.  Esta cifra puede sufrir de errores ligeros de aproximación; usando la ecuación arriba, el aumento predicho es

 

1,111 * 2.895 ^ 0,6326  -  1,111 * 2.398 ^ 0,6326 = 19,3 libras

 

Este aumento predicho es muy cerca y aún un poco más que el aumento medido de 18,9 libras (y es aún más cerca que el aumento predicho de los autores de 23,8, aunque ésta también compara muy bien).  Esto significa que el aumento en calorías es más que suficiente para explicar el aumento en peso y que, si cualquier cosa, tal vez la población en realidad podría haber empezado a hacer más ejercicio para que el aumento en peso era un poco menos que anticipado.  (En la figura, la flecha negra indica la trayectoria para un aumento debido a una reducción sólo en el nivel de ejercicio, pero esto no pasó.)

 

            Para los niños, un análisis similar mostró que el aumento en peso de 8,8 libras predicho por el aumento de 353 calorías coincida exactamente con el aumento medido de peso, desde los años 70 hasta los años 2000.  Una vez más, el aumento en calorías es suficiente para explicar el aumento en peso.  Ninguna reducción en el nivel del ejercicio se indica ni es necesario.

 

            La conclusión es que los hábitos de alimentación y la cantidad de calorías consumidas están causando el sobrepeso y la obesidad – y no es la falta de ejercicio, como la industria de comida querría que creamos.  En realidad, la prueba de este estudio de este hecho no es una gran sorpresa.  Aquellos que echan la culpa de la epidemia de sobrepeso en la falta de ejercicio simplemente tienen motivos ocultos: son los productores de comida y miembros de la industria de comida rápida que quieren continuar a vender más comida – especialmente comida con altas cantidades de azúcar y grasa.  Son los gurús de ejercicio, quienes «saben» que la gente tiene sólo que seguir su plan de ejercicio para mantener un peso sano.  Son las personas que tienen sobrepeso y obesidad, quienes están seguros de que pueden continuar a consumir cantidades enormes de calorías si sólo hacen 30 minutos de ejercicio por día.

 

            La realidad es que los números asociados con la ingestión de calorías por la comida y la quemada de calorías por ejercicio son en universos distintos.  Pueden fácilmente consumirse miles de calorías por hora, mientras el ejercicio típicamente quema sólo cientos de calorías por hora (Shapefit.com, “Calories…”).  Por ejemplo, el aumento de 497 calorías por día por adultos desde los años 70 hasta los años 2000 puede ingerirse en una hamburguesa grande en sólo pocos minutos.  Por contraste, el ejercicio de caminar quema aproximadamente 200 calorías por hora; entonces tiene que caminar aproximadamente 2,5 horas para quemar estas calorías.  Para niños, el aumento de 353 calorías por día puede consumirse en pocos minutos en una porción pequeña de papas fritas y un refresco, mientras requiere aproximadamente una hora y 45 minutos para quemar estas calorías.  Sin embargo, cuando personas piensan de «planes de ejercicio», es muy raro que cualquier persona esté considerando más de una hora por día – y frecuentemente aún menos.  Las cifras son claras: el ejercicio puede ayudar sólo un poco con una dieta sana de un número de calorías correcto, pero no puede compensar para una dieta mal.  La conclusión es que la esfuerza principal para controlar peso – o para perder peso si es necesario – tiene que ser con el control de la ingesta de calorías.

 

            Entonces, ¿qué significa esto en términos de una dieta sana?  En breve, requiere un cambio sustancial de los hábitos típicos de estadounidenses – y particularmente en los hábitos tradicionales de latinos.  Considere, por ejemplo, el caso de una mujer de estatura media y altura 5 pies y 2 pulgadas.  Por cierto, muchas mujeres y en particular muchas mujeres latinas están cerca de esta altura (Halls, Women’s…”).  Es especialmente útil considerar este caso debido al hecho que 43% de mujeres latinas están obesas.  El peso ideal para una mujer de esta altura es en el alcance de 118 a 132 libras (Health Check Systems, “Height…”).  Si elegimos un peso promedio de 125 libras en este alcance, este peso corresponde a una ingesta de 1.750 calorías por día en la ecuación arriba – o sea, esta cantidad de calorías y este peso se corresponden y representan una condición estable.

 

            ¿Cómo parece una dieta de 1.750 calorías por día?  Aquí es un ejemplo (About.com, “Two…”):

 

Desayuno

• Huevos, pan tostado con mermelada y jugo de manzana

(2 huevos, 1 rebanada de pan tostado de trigo integral, 1 cucharada de mermelada de 100% fruta, 1 taza de jugo de manzana.)

 

            Almuerzo

            • Taco suave de pollo y leche

(1 tortilla suave de trigo integral, ½ taza de pollo picado, 3 rebanadas de tomate, 1 cucharadita de mayonesa ligera, lechuga, 1 onza de queso rallado y 1 taza de leche desnatada.)

 

            Cena

            • Bistec, ejotes, papa dulce al horno y jugo de uva (o vino tinto)

(3 onzas de solomillo, 1 taza de ejotes, 1 papa dulce mediana al horno, 5 onzas de jugo de uva sin azúcar o vino tinto.)

 

            Meriendas

            • Agua, yogur, zanahorias y nueces

(Algunos tazas de agua, ¾ taza de yogur natural con 1 cucharada de miel, ½ taza de zanahorias crudas y 14 mitades de nueces.)

 

(El autor de este menú señala que tiene 1.701 calorías, pero puede aumentarlo por 49 calorías más, hasta 1.750 calorías, por simplemente añadir 4 mitades de nueces.)

 

Es muy claro que la dieta común en Estados Unidos típicamente tiene mucho más calorías.  Considere, por ejemplo, estos ejemplos de artículos individuos de comida rápida (Burger King, Menu…”; Taco Bell, “Full…”; McDonald’s, “McDonald’s…”):

 

Restaurante

Comida

Calorías

% de 1.750

Burger King

hamburguesa «Whopper»

670

38

Burger King

sándwich de pollo «Tendercrisp»

750

43

Burger King

papas fritas (porción mediana)

410

23

Taco Bell

burrito «Supreme» de res

420

24

Taco Bell

quesadilla de pollo

530

30

McDonald’s

hamburguesa «Big Mac»

540

31

McDonald’s

hamburguesa «Angus Deluxe»

750

43

McDonald’s

batido de leche de chocolate (16 onzas)

720

41

 

            Es evidente que las calorías sumarían rápidamente con este tipo de comida.  Considere, por ejemplo, un día de comida rápida típica como éste:

 

Desayuno en Burger King

Croissan’wich, papas ralladas fritas, y jugo de naranja

(Croissan’wich de tocino, huevos y queso – 360 calorías; papas ralladas fritas (porción mediana) – 500 calorías; jugo de naranja – 140 calorías; total para el desayuno – 1.000 calorías.)

 

Merienda en McDonald’s

• Helado con chocolate caliente y un café moca

(Helado con chocolate caliente – 330 calorías; café moca (16 onzas) – 330 calorías; total para la merienda – 660 calorías.)

 

Almuerzo en McDonald’s

• Hamburguesa «Big Mac», papas fritas y Coca Cola

(Hamburguesa «Big Mac» - 540 calorías; papas fritas (porción mediana) – 380 calorías; Coca Cola «clásico» (tamaño mediano, 21 onzas) – 210 calorías; total para el almuerzo – 1.130 calorías.)

 

Merienda en Burger King

• Tarta de manzana holandesa y bebida de cereza congelada

(Tarta de manzana holandesa – 340 calorías; bebida de cereza congelada – 140 calorías; total para la merienda – 480 calorías.)

 

Cena en Taco Bell

• Burrito «Supreme» de res, empanada de manzana caramel y congelación «Frutista» de mango y fresas

(Burrito «Supreme» de res – 420 calorías; empanada de manzana caramel – 310 calorías; congelación «Frutista» de mango y fresas (16 onzas) – 250 calorías; total para la cena – 980 calorías.)

 

Merienda en Taco Bell

• Nachos con queso y ponche de frutas «Tropicana»

(Nachos con queso – 280 calorías; ponche de frutas «Tropicana» (16 onzas) – 220 calorías; total para la merienda – 500 calorías.)

 

¿Cuántas calorías tiene este menú en total? -- ¡4.750!  Este número de calorías corresponde a una persona de 235 libras y no a una de 125 libras.  Dos cosas son evidentes.  Primero, la industria de comida rápida entiende bien que los ser humanos ansían el azúcar y la grasa (y también la sal, si se examina la información nutritiva), y da a la gente lo que quiere.  Es simplemente una cuestión de negocio.  Segundo, e importante desde un punto de vista personal, no pueden consumirse muchos de estos tipos de comida si quiere quedarse debajo de 1.750 calorías.

 

La consecuencia de este tipo de dieta es exactamente la epidemia de obesidad que vemos en el país.  Entonces, ¿quién tiene la culpa para esta epidemia que acaba directamente en el diabetes tipo 2.  ¿Quién tiene la responsabilidad para arreglar la situación?  La respuesta es clara: nadie va a hacerlo por usted.  Es necesario cambiar su propia dieta para comer un número razonable de calorías durante el día.  Los recursos para  encontrarse sobre dietas sanas son disponibles fácilmente en el Internet y en cualquier librería o biblioteca.  Es sólo una cuestión de la voluntad  y la ganas para hacerlo.  Sí, se puede cambiar la vida y la salud, si se quiere.

 

 

 

 

 

About.com.  Two Menus for a 1700 Calorie Per Day Diet”.  El 12 de febrero de 2012.  (Hay un error en el título del segundo menú – debería ser 1705 calorías en lugar de 1496 calorías, lo que es claro en la información nutritiva.)  Consultado el 17 de marzo de 2012 en http://nutrition.about.com/od/calories/qt/1700menu.htm

 

Burger King.  Menu and Nutrition”.  Consultado el 18 de marzo de 2012 en http://www.bk.com/en/us/menu-nutrition/index.html

 

Halls, Steven B. y John Hanson.  Women’s Height Chart for Women of Mexican-American Race/Ethnicity”.  El 26 de mayo de 2008.  Consultado el 17 de marzo de 2012 en http://www.halls.md/on/women-height-h.htm

 

Health Check Systems.  Height and Weight Charts”.  Constultado el 17 de marzo de 2012 en http://www.healthchecksystems.com/heightweightchart.htm

 

Los Angeles Times.  “1 in 3 Born in 2000 Are Likely to Become Diabetic, CDC Estimates”.  El 15 de junio de 2003.  Consultado el 12 de febrero de 2012 en http://articles.latimes.com/2003/jun/15/nation/na-diabetes15

 

Mayo Clinic.  “Diabetes: Complications”.  El 25 de enero de 2012.  Consultado el 3 de marzo de 2012 en http://www.mayoclinic.com/health/diabetes/

            DS01121/DSECTION=complications

 

McDonald’s.  “McDonald’s USA Nutrition Facts for Popular Menu Items”.  El diciembre de 2010.  Consultado el 18 de marzo de 2012 en http://www.nutrition.mcdonalds.com/

            usnutritionexchange/nutritionfacts.pdf

 

The Nation.  Junk Food Nation: Who’s to Blame for Childhood Obesity?”  Gary Ruskin and Juliet Sector.  El 11 de agosto de 2005.  Consultado el 4 de marzo de 2012 en http://www.thenation.com/article/junk-food-nation?page=0,1

 

NIH.  Overweight and Obesity Statistics”.  National Institute of Health: Weight Control Information Network.  El 5 de julio de 2011.  Consultado el 3 de marzo de 2012 en http://win.niddk.nih.gov/statistics/

 

Shapefit.com.  Calories Burned During Exercise”.  Consultado el 17 de marzo de 2012 en http://www.shapefit.com/calories.html

 

Swinburn, Boyd; Gary Sacks y Eric Ravussin.  Increased food energy supply is more than sufficient to explain the US epidemic of obesity”.  American Journal of Clinical Nutrition.  El 14 de octubre de 2009.  Consultado el 6 de marzo de 2012 en http://www.ajcn.org/content/early/2009/10/14/ajcn.2009.28595.full.pdf

 

Taco Bell.  “Full Nutrition Information: All Items”.  Consultado el 18 de marzo de 2012 en http://www.tacobell.com/nutrition/information/

 

USDA.  “U.S. Food Consumption Up 16 Percent Since 1970”.  United States Department of Agriculture, Economic Research Service: Amber Waves.  El noviembre de 2005.  Consultado el 5 de marzo de 2012 en http://www.ers.usda.gov/AmberWaves/November05/

            Findings/USFoodConsumption.htm

 

Victorian Obesity Consortium.  Boyd Swinburn”.  2010.  Consultado el 6 de marzo de 2012 en http://victorianobesityconsortium.com/main/

            page_voc_executive_boyd_swinburn.html

 

WebMD.  “Diabetes Up, Obesity to Blame”.  El 20 de abril de 2006.  Consultado el 3 de marzo de 2012 en http://diabetes.webmd.com/news/20060420/diabetes-up-obesity-to-blame

 

Wharton.  Food Fight: Obesity Raises Difficult Marketing Questions”.  El 9 de marzo de 2005.  Consultado el 4 de marzo de 2012 en http://knowledge.wharton.upenn.edu/article.cfm?articleid=1149

 

 

…………………………………………..

 

Apéndice:

Si tiene interés en una dieta saludable basada en plantas, estos vínculos fueron sugeridos por Jennifer McGregor del sitio http://publichealthlibrary.org, j_mcgregor@publichealthlibrary.org:

 

Recursos culinarios para el vegetarianismo  

 

11 hechos sobre lunes sin carne que le inspirarán alcanzar las verduras

 

Cómo pasar a una dieta basada en plantas

 

La nutrición y la dieta vegana

 

10 consejos útiles para los jardineros principiantes

 

Cultive los alimentos en casa: 7 consejos para cultivar alimentos en pequeños espacios

 

Cultive mejor con biodiversidad y polinizadores salvajes

 

El zumbido de la apicultura: una guía para mantener abejas en su propio patio trasero

 

………………………………………………