Índice

 

«El sur» es «High Noon», estilo argentino

 

«Tengo que.  Eso es todo».  Con estas palabras, Will Kane da media vuelta con su carruaje y él y su esposa Amy regresan al pueblo, para que Will pueda enfrentar su destino en una pelea a tiros con el criminal Frank Miller.  Esto capta la esencia de la película clásica «High Noon» de 1952, con Gary Cooper como Will Kane y Grace Kelly como Amy.

 

            El cuento «El sur» por el autor argentino Jorge Luis Borges fue publicado por primera vez sólo un año después, en 1953, en «La Nación»,  un periódico principal de Argentina.  Los dos cuentos revelan un deseo de confrontar amenazas y la muerte con valor, en el estilo romantizado del mundo de los gauchos y vaqueros.  Para Borges, su equivalente del «oeste salvaje» de Estados Unidos era «el sur» de Argentina.  Borges tenía ideas románticas de la muerte y de «la civilización y la barbarie» en Argentina, o sea entre «la civilización» del norte de Argentina cerca de Buenas Aires, y «la barbarie» del sur y del campo.  Esto correspondía a la distinción entre «la civilización» en el este de Estados Unidos y el «oeste salvaje».  En ambos casos, la época realmente pertenecía al siglo XIX y no al siglo XX, pero, como con las audiencias de películas en Estados Unidos, la mística de esta época continuaba hasta los años 50 del siglo XX.

 

            Borges escribió que «El sur» ofrece dos lecturas, una directa y otra «de otro modo».  En una entrevista, clarificó que por «otro modo» quería decir que todo lo que sucede después que sale Dahlmann del sanatorio puede interpretarse como una alucinación suya en el momento de morir de septicemia, como una visión fantástica de cómo hubiera querido morir.  Pensando en el romance de confrontar amenazas y la muerte con dignidad, no realmente importa cuál de estos «dos modos» el lector elige.  Los sucesos, sean verdaderos o imaginarios, muestran el mismo estoicismo por parte de Juan Dahlmann como muestra Will Kane en «High Noon».  «Tengo que.  Eso es todo».

 

            En algún sentido, Borges tenía una tarea más difícil para transportar su protagonista a la época romántica.  Dahlmann, viviendo en 1939, tiene que encontrarse en el romance del siglo XIX.  Su enfermedad provee el mecanismo para hacerlo.  Sin embargo, una vez situado en este mundo, la confrontación es clásica en ambos casos.  En «High Noon», Will Kane siente que tiene que confrontar la amenaza de Frank Miller y su pandilla, a pesar de la muy real posibilidad de su propia muerte en una pelea a tiros   En «El sur», Juan Dahlmann acepta su «destino» de enfrentar al muchachón achinado en una pelea a cuchillos.  Es la batalla romántica, clásica, valiente.

 

            Seguramente no fue pura casualidad que estos dos cuentos salieron a la luz casi al mismo tiempo.  La memoria de la frontera se detenía en ambos lugares.  En comparación con la civilización mecánica de los años 1950, había la mística de un mundo todavía en la memoria que era más sencillo y directo, o «más antiguo y más firme», como dijo Dahlmann.  En este mundo romantizado de los gauchos y vaqueros, un hombre podía confrontar amenazas y la muerte con dignidad y valor, como debería hacer un hombre.  «Tengo que.  Eso es todo».

 

 

Bibliografía

 

Ciudad Seva.  «El sur».  Consultado el 8 de octubre de 2014 en
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/el_sur.htm

 

Wikipedia.  «High Noon».  El 24 de julio de 2014.  Consultado el 8 de octubre de 2014 en
http://en.wikipedia.org/wiki/High_Noon
http://es.wikipedia.org/wiki/High_Noon

 

Wikipedia.  «The South (short story)».  El 29 de septiembre de 2014.  Consultado el 8 de octubre de 2014 en
http://en.wikipedia.org/wiki/The_South_(short_story)

 

Wikiquote.  «High Noon».  El 11 de junio de 2014.  Consultado el 8 de octubre de 2014 en
http://en.wikiquote.org/wiki/High_Noon