Índice

 

Diga «no» a los sindicatos:

no necesitamos un entrometido intermediario

 

            Hecho: en 1950, la afiliación sindical en Estados Unidos era 32%, pero hoy es sólo 12% (Workinglife.org, “U.S. Union…”).  ¿Por qué?  La respuesta es clara: porque en el mundo actual, ambos los trabajadores y las empresas quieren un ambiente de trabajo sin los intermedios de sindicatos.  Su presencia crea problemas para los dos.  No obstante, los sindicatos, para justificar su existencia en el lugar de trabajo, afirman que pueden mejorar los sueldos de los trabajadores, así como mejorar las condiciones de trabajo y, más que nada, que los empleados necesitan que ellos los representen enfrente de la compañía.  En realidad, la situación con estas aserciones no es sencilla y tiene que considerárselas en el balance.  Cuando esto se hace, el resulto es que nosotros asociados aquí en este almacén de Wal-Mart son mejores sin los sindicatos que con ellos.

 

            Primero, ¿que hay sobre la afirmación de los sindicatos que pueden mejorar nuestros sueldos?  Ésta confunde dos ideas distintas – lo que existe para algunos y lo que es posible para nosotros aquí en Wal-Mart, en este negocio de almacenes grandes.  Sí, es cierto que los sueldos sindicados son 21% más alto en promedio que los sueldos no sindicados (Union.org, “Labor…”).  Sin embargo, recuerde que sólo 12% de los trabajadores en Estados Unidos son miembros de un sindicato – y en el sector privado la cifra es aún menor – sólo 7% (Foxnews.com, “Why…”).  Con la aserción sobre salarios más altos de miembros sindicados, los sindicatos están hablando sobre una porción pequeñita de la fuerza laboral que es muy especial.  Los sindicatos destinan sus esfuerzos a las compañías rentables, las que ganarían más en todo caso (The Heritage Foundation, “What…”).   Lo que pasa con el 7% simplemente no se aplica a nosotros y al negocio de Wal-Mart.  De hecho, estudios han comparado casos de plantas en que las campañas de sindicalización fallaron contra plantas en que sucedieron.  Resultó, tal vez asombrosamente, que no hubo ninguna diferencia en los sueldos después.  Las compañías tienen que ajustar los salarios de acuerdo con el mercado en que existen, independientemente de si sus empleados son miembros de un sindicato (The Heritage Foundation, “What…”).

 

            Como otra aserción, los sindicatos afirman que pueden mejorar las condiciones de trabajo.  El problema es su definición de «mejorar» y lo que hacen para alcanzarla.  Una «tienda sindicalizada» es un lugar con reglas inflexibles sobre casi todo.  Sueldos están alocados de acuerdo con antigüedad y un sistema inflexible de clasificaciones de trabajo (The Heritage Foundation, “Proposed…”).  No se permite que una persona con la clasificación de trabajo «A» haga temporeramente el trabajo «B» (por ejemplo, una persona que llena los estantes no puede sustituye a un cajero).  En nuestro negocio, se necesitan trabajadores que pueden mudarse fácilmente de una posición a otra.  Además, beneficia a los empleados en sus careras obtener experiencia en varios aspectos del negocio.  En este sistema inflexible, no hay ningún reconocimiento de la calidad de trabajo de un empleado individual.  El empleado malo y perezoso recibe el mismo salario como un empleado bueno y trabajador – la compañía se previene de recompensar al empleado bueno con salario más alto.  Más que nada, la antigüedad es suprema sobre todo.  Por ejemplo, si reducciones en el número de empleados son necesarios, los empleados con la más antigüedad se retienen, aún si empleados con menos antigüedad cumplen su trabajo mucho mejor.  No importa, en este sistema rígido.  Aunque históricamente este sistema inflexible se aplicaba en situaciones como la fabricación, en la que los empleados hacían un solo trabajo todo el día, no aplica hoy en muchas empresas como la nuestra, donde empleados son necesariamente más flexibles.

 

            Aún otra aserción de los sindicatos es que necesitamos que ellos nos representen a la compañía.  No, no lo necesitamos.  Si Ud. firma la afiliación con un sindicato, le da el derecho de hacer contratos para Ud.  Entonces, Ud. está obligado por lo que el sindicato piensa.  Sin embargo, el sindicato tiene sus propios intereses de supervivencia, los que podrían tener nada que ver con lo que Ud. quiere.  Por este «servicio», el sindicato le cobra a Ud. las cuotas sindicales caras y, además, impone las multas caras si Ud. no cumple con sus reglas del lugar de trabajo (The Heritage Foundation, “Proposed…”; Wordpress.com, “Why…”).  El sindicato es un intermediario que interfiere con la comunicación directa entre la compañía y nosotros.  Sabemos lo que queremos y la compañía sabe lo que quiere y juntos podemos realizarlo.

 

            Sobre de todo es el hecho de que Wal-Mart simplemente no va a permitir un sindicato acá, en ninguna manera.  Es inútil intentar.  No hay ningún Wal-Mart en Norteamérica con un sindicato.  La compañía cerrará el almacén antes de permitir un sindicato, como ha ocurrido en otros lugares (The New York Times, “Wal-Mart…”).  Como dice la «Posición de Wal-Mart sobre los sindicatos» (Walmart, “Walmart’s…”): «Es todo sobre el cuidado de nuestra gente.  Si hacemos eso y hacemos lo correcto para nuestras comunidades, vamos a estar bien.  Vamos a seguir fomentar un ambiente de comunicación abierta y animar a nuestros asociados expresar sus ideas, comentarios e inquietudes.  No estamos en contra de los sindicatos.  Podrían ser adecuado para algunas empresas, pero simplemente no hay necesidad de que una tercera parte se interponga entre nuestros empleados y sus gerentes.»

 

 

 

Foxnews.com.  Why Unions Are Harmful to Workers.”  El 17 de marzo de 2011.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.foxnews.com/opinion/2011/03/17/unions-harmful-workers/

 

The Heritage Foundation.  Proposed Union Rules Harm Workers and Job Creation”.  El 20 de julio de 2011.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.heritage.org/Research/Reports/2011/07/Proposed-Union-Rules-Harm-Workers-and-Job-Creation

 

The Heritage Foundation.  What Unions Do: How Labor Unions Affect Jobs and the Economy”.  El 21 de mayo de 2009.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.heritage.org/Research/Reports/2009/05/What-Unions-Do-How-Labor-Unions-Affect-Jobs-and-the-Economy

 

The New York Times.  “Wal-Mart to Close Store in Canada With a Union”.  El 10 de febrero de 2005.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.nytimes.com/2005/02/10/business/worldbusiness/10cmart.html

 

Union.org.  “Labor Unions – Do they help or hurt workers?”  El 4 de febrero de 2010.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.unions.org/union-benefits/articles/labor-unions--do-they-help-or-hurt-workers.html

 

Walmart.  Walmart’s Position on Unions”.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://walmartstores.com/pressroom/7656.aspx

 

Washingtonpost.com.  “Wal-Mart Chief Defends Closing Unionized Store”.  El 11 de febrero de 2005.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/articles/A15832-2005Feb10.html

 

Wordpress.com.  Why Workers Dislike Unions”.  In the sectionBut Now You Know”.  El 7 de septiembre de 2009.  Consultado el 7 de octubre de 2011 en http://butnowyouknow.wordpress.com/2009/09/07/why-workers-dislike-unions/

 

Workinglife.org.  “U.S. Union Membership, 1948-2004”.  Consultado el 6 de octubre de 2011 en http://workinglife.org/wiki/index.php?page=Union+Membership%3A+Overall+%281948-2004%29